¿COMO SE FORMAN LAS NUBES?

La cacerola está en el fuego. El agua hierve y el vapor de agua se escapa de la cacerola y se mezcla con el aire. Sale por la ventana y sigue su viaje, aunque ya no podamos verlo.

El vapor que se desprende de la ducha caliente, también se escapa y se mezcla con el aire.

El Sol calienta los ríos, los lagos, los mares y los charquitos de la calle. Y parte de esa agua se convierte en vapor, que se mezcla con el aire.

Las plantas y los árboles transpiran, sueltan vapor por sus hojas. ¡Un árbol transpira alrededor de 200 litros de vapor por día, y una col 1 litro!

¿A dónde va el vapor que sueltan?

¿A dónde fue el que salió de los charcos y los mares, de la ducha y la cacerola?

El vapor de agua siempre se mezcla con el aire. Y sube a formar las nubes.

¿Cómo se forman las nubes?

El vapor anda por el ancho mundo y, un día, llega a regiones muy altas y frías.

Allí se enfría y se convierte en gotitas pequeñísimas. No caen a tierra precisamente porque son tan pequeñas y livianas.

Cada vez sube más vapor de agua y se forman más gotitas, que comienzan a agruparse. Cuando se agrupan millones de ellas, se forma una nube.

¿Por qué se ponen negras las nubes?

Las gotitas, al juntarse, forman gotas más grandes, que no dejan ya pasar la luz del Sol. Por eso las vemos negras, con la panza en sombras.

¿Por qué llueve?

Las gotas se hacen cada vez más pesadas, hasta que no pueden sostenerse en el aire. Entonces hay que abrir el paraguas, porque caen en forma de lluvia.

¿Por qué cambian de forma las nubes?

A veces las nubes forman un paisaje y, al rato, el paisaje se convierte en un elefante, y el elefante en un castillo, y el castillo en un gigante.

Las nubes cambian continuamente de forma porque el viento las mueve, las empuja, las moldea. Volvemos a mirar, y el gigante ya se ha convertido en un automóvil.

¿Todas las nubes están a la misma altura?

Las nubes están a alturas diferentes y no son todas iguales. Hay varias clases de nubes: las más bajas son extensas y se llaman estratos. Si subimos a la azotea de un rascacielos de 100 pisos, estaremos a la altura de los estratos.

Las nubes densas y oscuras, que son las que producen lluvias y nevadas, se llaman nimbos.

Las que tienen generalmente forma de vellones, son los cúmulos. Flotan a gran altura: más arriba de la cima del Aconcagua.

Ý por encima están todavía los cirros, tenues y transparentes: mucho más altos que la montaña más elevada del mundo.

 

Extraído del libro El Quillet de los niños 3.

 

LOS TESOROS QUE NO BRILLAN

Son tesoros que no se encuentran en cortes enterrados en la arena, ni llaman la atención, como el oro y los diamantes, pero tienen un gran valor porque permiten que una gran parte del mundo en que vivimos funcione como funciona.

Algunos de esos tesoros, poco vistosos y abundantes, se llaman hierro, madera, carbón, petróleo, sal, arena.

El hierro generalmente no se utiliza puro, sino bajo otra forma: el acero. El acero es aún más duro y resistente que el hierro.

Con acero se fabrican pinzas y cacerolas, tornillos y desatornilladores.

De acero son también las pequeñas piezas del cronómetro más preciso.

Al construir un acorazado, el armazón se hace de acero. Grandes locomotoras de acero ruedan sobre rieles de acero.

La madera es uno de los materiales que está más cerca de nosotros. Miramos alrededor y vemos puertas y ventanas de madera. Pisos de madera, sillas, mesas, armarios de madera. Y libros que tiene que ver con la madera, porque de ella se obtiene también papel. Usamos madera cuando empuñamos el martillo, la pala y otras herramientas con mango de madera.

La leña que se enciende para calentarnos, es madera seca.

El carbón de leña, bueno para el asado, es madera carbonizada.

El carbón de piedra es una roca. Como el petróleo, se formó hace millones de años. Muchos árboles, bosques enteros, fueron sepultados, y en las profundidades de la tierra los árboles se descompusieron y, finalmente, se convirtieron en carbón. Este es el carbón de piedra que ahora utilizamos. El carbón permite fabricar electricidad; en muchos países la electricidad se produce en "usinas" que funcionan quemando carbón de piedra.

También se lo usa en la fabricación del acero y en muchas otras industrias.

El petróleo es otra gran riqueza para este mundo en que parece que hay tanto que encender y quemar para producir calor y mover motores.

Los materiales que pueden encenderse y quemarse se llaman combustibles: entre otros el kerosene, el gasoil, la nafta, y muchos otros subproductos: aceites lubricantes para que los engranajes rueden con suavidad; plásticos, que sirven para hacer ropa de nylon, y fertilizantes sintéticos.

La sal es "la sal de la vida", como mucha gente llama a las cosas que valen la pena. La sal da gusto a las comidas. Y la comida es para el cuerpo algo así como la nafta para el motor del auto, pero rica.

Años atrás la sal tuvo otros usos. Cuando no existían los frigoríficos, se salaba la carne cruda para mantenerla por un tiempo en buen estado.

Aún hoy se conserva con sal, entre otras cosas, el jamón, el bacalao, los arenques...

En la antigüedad, la sal se usó como dinero, para pagar un trabajo. Y de entonces viene todavía la palabra salario, que significa pago o remuneración.

La arena es un tesoro, aunque los piratas opinaban que era al revés: que los tesoros se entierran en la arena.

Con arena se fabrica el hormigón con que se construyen las paredes de las casas. Como los ladrillos se hacen con arcilla y arena, resulta que vivimos entre paredes que en gran parte están hechas con arena.

Las bolitas, las botellas, los cristales de los anteojos y los vidrios de la puerta también dependen de la arena: en la industria del vidrio se utiliza arena.

El domicilio del hierro son las minas de hierro.

La madera se va a buscar a los grandes bosques.

De todos estos materiales, la madera es el único que el hombre puede reponer, plantando nuevos bosques.

El carbón se obtiene en las minas de carbón.

El petróleo se saca de los pozos.

La sal se encuentra en las salinas, o minas de sal. También se la extrae del agua de mar.

Y la arena, sólo hay que ir a la playa y juntarla.